Un año “liquido”

El 2020 nos trajo una Pandemia que dio al traste (en el mejor de los casos) con muchos proyectos y muchas ilusiones y a otros menos afortunados dio al traste con sus vidas. Fue un año tremedamente duro, que para mi, fue el detonante que forjo un verdadero cambio de rumbo en mi vida y en la de mi familia.

Este 2021 ha sido el año en que he materializado ese cambio, dejando la Urbe por la Montaña, un gran cambio de vida, pero al mismo tiempo ha sido “un año liquido”, donde la única opción para mi ha sido dejar de hacer planes. Para una mente inquieta y planificadora como la mia la experiencia ha sido extraña, pero al mismo tiempo no demasiado traumatica, digamos que estoy sumergido “como en un impas”, esperando que el mundo se normalize y me permita planificar trabajos, reuniones con familiares y amigos, viajes…etc

¿El 2022 como sera? A su debido tiempo lo veremos, por el momento vivo al dia y no planifico, por el momento vivo “un año liquido”, sin más y dando gracias por todo lo bueno que ahún puedo hacer y disfrutar.