Esa incertidumbre que nos invade

Vamos ya prácticamente por el medio año de Pandemia COVID19 (y lo que nos rondara) y la incertidumbre que nos invade se ha convertido en inseparable compañera. Con esta mierda a nuestro alrederor no se pueden hacer planes porque en cualquier momento la enfermedad nos puede afectar, o nos confinan a todos por un rebrote, o vete a saber que…

La cuestión es levantarse y pensar que vas a hacer hoy, porque el mañana es incierto.

Para una mente planificadora y organizada como la mia, eso es un putada, pero que se le va a hacer, aclimatarse o morir y de momento este es elpan nuestro de cada dia, la improvisación continua.

Lo que me consuela es aquella frase de ¡No hay mal que 100 años dure ni cuerpo que lo resista”, a ver si hay suerte y el dia menos pensado encuentran una vacuna (o lo que sea) y podemos volver a vivir con normalidad, besándonos y abrazandonos hasta que nos salgan callos en los labios y en los brazos.