Coronavirus

El mundo parece que se vaya dia si y dia también a la mierda. Cuando no hay una guerra, hay una crisis económica, cunado no un puto virus…es que no hay manera de estar tranquilo.

Esperemos que este virus no sea tan chungo como la peste negra o la gripe española del 1918 y que dentro de uno añitos digamos sea una batallita mas para explicar a los nietos.

De todas maneras el kaos que ha y esta ocasionando este puto virus es de tres pares de cojones.

Un comentario generalizado con muchísima gente con la que he hablado (telemáticamente o por teléfono) es que todos tenemos una enorme sensación de “irrealidad”, parece como si estuviéramos viviendo una película de pesadilla, pero pese a que culturalmente el cine nos ha mostrado en innumerables ocasiones mundos apocalípticos o pandémicos, esta realidad supera la peor de las ficciones de pesadilla.

Dicho esto, ahora solo cabe una posibilidad, arrimar el hombro y tirar para adelante, solo con una moral de hierro se sortean las dificultades…y en eso estamos.

 

¡Mucha suete a todos!