Taxidriver: Confesiones desde el Taxi 2

Hoy 12-10-19 al llegar al relevo de mi curro como taxista un compañero me ha dado la noticia, mi compañero de coche, Joaquin Garrido ha muerto. Murio ayer en su casa, según parece, de un infarto.

Joaquin era una gran persona, una bellísima persona, bueno, honesto y un inmejorable compañero. Tuve en honor de conocerlo, de compartir  coche penas y alegrías cada dia durante los últimos 9 años. El mazazo de noticia me ha dejado estupefacto (primero casi no podía dar crédito), luego ha venido el llanto (no hay suficientes lagrimas para llorar a un amigo)

Hace 14 horas que recibi la noticia y ahún no la he digerido.

Joaquin era un tipo de pocas palabras y un gran corazón, la vida no lo trato muy bien y no se lo merecia, se notava que estaba falto de afecto, por eso cuando le hacia reir con cualquier animalada que yo decía notava que lo agradecia infinitamente.

Espero que estes donde estes, gozes de una nueva etapa que te brinde la infinita felicidad que se merecio en esta vida y no tuvo. Este es mi deseo compañero, para ti, y ten por seguro que siempre viviras en mi corazón, amigo.