Con un nudo al cuello

Recuerdo que de pequeñito (por pura imitación) queria ponerme corbata como mi padre. Empecé llevando corbata con gomas elásticas, porque era facil de poner y seguro de llevar (ya se sabe que los niños y los nudos son una combinación peligrosa), pero cuando fui más mayorcito y frente a un espejo quise aprender a hacer el nudo de una corbata “de verdad”. Como os podeís imaginar me hice la picha un lio. Normalmente la cosa tiene su miga pero si encima eres dislexico el tema tiene miga y guasa.

Me costo lo mío pero aprendí. Por eso cuando un día (hace años) callo en mis manos este croquis que encontré entre las páginas de un periódico, lo recorte y me lo guarde. Ha estado encima de mi mesa de dibujo durante 15 años (no es coña) y os preguntareis…¿Por qué?

No queria perderlo y en un rinconcito de mi mesa de dibujo siempre lo tenia a mano. El otro dia lo vi removiendo papeles (cosa que hago habitualmente en mi profesión) y me dije… si lo escaneas, un papel menos. Lo hice y decidí compartirlo con todos vosotros.

Nudos corbata