Entintando a oscuras

Cuando hay trabajo y el tiempo es escaso, acostumbra a hacer su aparición Mr. Murphy… En el peor momento acabas recibiendo esa visita inesperada que te arruina la tarde, ese vecino con un problema reclamando tu ayuda, tu hermano llamando desde el hospital para que vayas a recogerlo, pero en mi caso no sucedió nada de eso, simplemente un apagón de luz, un puto apagón de luz, pero…no hay excusas que valgan, ¿qué se va la luz?, pues nada, a buscarse la vida, que para eso uno es todo un profesional como la copa de un pino.