After Sant Jordi 2014

Sant Jordi siempre es un día intenso para los autores, un dia en el que podemos tener contacto directo con nuestros lectores y en el que vivimos multiples pequeñas anécdotas con los mismos. Este Sant Jordi me quedo con la siguiente anécdota.

Con tal de no llegar tarde a mis compromisos  de firmas en los diferentes puntos de la ciudad (dado el escaso margen de tiempo que tenia entre unas y otras) ayer tuve que hacer uso intensivo del servicio de taxis de la ciudad Condal. A la tarde, saliendo de la librería Bolibloc, iba a solicitar un taxi enfrente de la misma y justo cuando levante el brazo el taxista apago la luz verde de servicio y me indico que dejaba de estar libre. Acto seguido aparco su vehículo en la misma calle. Ante esa circunstancia me dirigi a la esquina de la calle Industria, a ver si encontraba otro taxi libre, pero entonces me fije que el taxista que habia aparcado, desaparco, se acerco a mi encendiendo la luz verde de servicio y me dijo…” Usted por casualidad no sera el dibujante del comic “Taxi driver”.  Mi querido compañero con calca 333 me llevo a mi siguiente destino y durante el trayecto, mientras le firmaba su ejemplar de “Taxi driver”, me explico que habia venido expresamente desde el barrio de Sants para que le firmara el comic y que no me habia reconocido, porque estaba buscandome en la mesa de firmas de la libreria, y cuando vio que ya no estaba firmando entonces se dio cuenta de que al fin me habia localizado…pero no donde el esperaba.

Tras un dia de Sant Jordi siempre cabe dar las gracias a todos los lectores que con tanto cariño han ido a buscar su libro y la rosa en una fecha tan emblemática y desear que los 364 dias restantes sigan acordándose que existe una cosa llamada librerías, bueno anécdotas y coñas a  parte….¡muchísimas gracias a todos por ese día tan especial!