Cuando los lunes son tan fantásticos como los viernes

Si tienes la suerte de trabajar en lo que más te gusta, se trabaja cualquier día de la semana con la misma ilusión. Da igual que sea lunes, martes, jueves o domingo: cuando hay trabajo se trabaja y cuando no lo hay, se busca trabajo y/o se disfruta el tiempo libre…Trabajar es disfrutar, a más de uno le puede sonar raro de cojones, pero ésa es una realidad que te ahorra a la larga un montón de pasta en el psicoanalista.