Mi propio “Biétnam”

En esta profesión a menudo el curro viene a putas oleadas, pasas de estar mirando literalmente las paredes, a ir de puto cranio. Cuando pasas de 0 a 100 en un segundo, te da un subidon la adrenalina y te pones en marcha a la velocidad del rayo. Imagino que al empezar como dibujante freelance […]

Leer +»