Agradecimientos @ Bieland<div id="flags" class="size18"><ul id="sortable" class="ui-sortable" style="float:left"><li id='Spanish'><a title='Spanish' class='notranslate flag es Spanish'></a></li></ul></div><div id="google_language_translator"></div>

Agradecimientos

A Dios Todopoderoso:
Porque en algo hay que creer si  uno no cree que le va a tocar la lotería.

A la madre Naturaleza:
Por soportar a un ser humano más

Al signo zodiacal de Piscis:
Por admitirme en su club ( puro corporativismo)

A mis antepasados:
Por aquello de los genes…

A mi madre:
Por matricularme en este mundo.

A mi padre:
Por su contribución a matricularme en este mundo y por salvarme el pellejo en dos ocasiones.

A mi hermano mayor:
Por aguantar mis ataques de ira y por ayudarme a crear la versión actual de esta web

A mi abuela:
Por hacerme un bonito babero de ganchillo para mi hijo.

A la Srta. Montserrat Piqueras:
Por enseñar a leer y  escribir a un disléxico.

Al Rdo. Magí Valls:
Por ser mi “gurú” espiritual ( en la gloria esté).

A aquel enjambre de abejas:
Porque gracias a Dios no fueron lo suficientemente numerosas como para no lograr reunirme con Él antes de tiempo.

A los investigadores farmacéuticos:
Sin ellos mi vida no seria la misma.

A Walt Disney:
Porque sin él mi infancia hubiera sido menos feliz.

Al “Turc” y “el  Negret”:
Por la paciencia que tuvieron ( como sólo los perros saben tener con los niños)

A John Wayne:
Por sus entretenidos e “instructivos”  Westerns.

Al pintor Jordi Serrate:
Por animarme a ser un pintamonas.

Al dibujante Ibáñez:
Por los buenos ratos que me hizo pasar con sus personajes.

A Moisés, batería de los Rebeldes:
Por darme el coñazo con sus ensayos, en sus inicios musicales.

A mi relojero Benito:
Por venderme un reloj de 2ª mano que todavía funciona.

A Marilyn Monroe: 
Por ser mi 1º amor platónico.

Al oculista:
Por evitar que mis garabatos sean mucho peores.

A Hr. Alfons Carcassona:
Por ayudarme a encontrar mi primer trabajo ( en la gloria este)

A Hr. Dr. Mathias Sala Fiebiguer:
Por las borracheras conjuntas y otros buenos consejos médicos.

Al Ejército Español:
Por enseñarme que en este mundo no sólo hay buenas personas.

Al Sgt. Gómez (a) Poti:
Por enseñarme a descubrir lo peor de mi.

A aquel muerto podrido:
Por enseñarme a controlar el miedo y a sacar agallas cuando es preciso.

A Don Tirso Abril Sanz:
Por sus desinteresadas y rápidas traducciones y por salvarme sistemáticamente el culo con la informática. Es mi “gurú” de las tripas cibernéticas!!!

A Liza:
Por ser mi psicóloga cibernética.

A Elvis Presley:
Porque su música siempre ha sido un regalo a mis oídos.

A Ana, la señora de la limpieza:
Por darme el coñazo cada mañana, durante años, con esa voz que Dios le dió.

Al dibujante Quino:
Por lo mucho que he gozado con su “ingenua” mala  uva.

A Toni Guiral: Por ser la primera persona que me confió en mi y me convirtió “en todo un profesional del mundo del cómic”

A Joso:
Por ser todo un colega y amigo.

A Oriolo Roca Parsé:
Por su amistad “by the morro”

A Jordi Roca-Billy y Silvia:
Por descubrirme y apadrinarme en el mundo del Mac.

A los políticos:
Por todas las estupideces que dicen y hacen, fuente inestimable de inspiración.

Al inventor de la cerveza sin alcohol:
Por alegrarme la vida y permitirme que me ria de los controles de alcoholemia.

A Sean Young:
Porque después de la película  Blade Runner, pasó a ser mi 2º amor platónico.

A aquel viaje a Alemania:
Porque en la vida hay cosas irrepetibles.

A Eva María:
Por alimentar mi  esperanza de encontrar mi media naranja.

A mi sobrino Víctor:
Porque me hizo todo un tío.

A la Isla de Menorca:
Por ser lo mas parecido al paraíso ( que he tenido el gusto de conocer).

A mi novia, esposa y madre de mi hijo:
Por quererme, aguantarme y ayudarme a descubrir lo mejor de mi mismo.

A mi suegro:
Por esas charlas tan interesantes en la terraza bajo las estrellas.

A mi suegra:
Por esa bondad que la caracteriza ( y esto no es coña).

A mis cuñados:
Porque cuñados como ellos deberían hacerlos en serie.

A Telefónica:
Por sus bonitas facturas.

A Robin Williams:
Por ser el único actor que me ha hecho caer de la silla de pura risa y en otra ocasión hacerme llorar como nadie.

A Adolf Hitler:
Porque su biografía  me ha enseñado a desconfiar de los pintores frustrados y con bigotito.

A Ms. Lluis Rourera:
Por avalarme como investigador, en mis investigaciones genealógicas.

Al microondas:
Por ahorrarme tiempo en la cocina.

A la lavadora:
Por ahorrárselo a mi mujer.

A mi ángel de la guarda:
Por salvarme el pellejo en aquel accidente automovilístico.

A mi psiquiatra:
Por su cinismo tan aleccionador.

A mi sobrina  y ahijada Carla:
Porque  me hizo padrino ( Y eso sin duda, habría hecho muy felices a mis antepasados Sicilianos)

Al chocolate (de cacao):
Porque aparte de ser un antidepresivo cojonudo te endulza la vida.

Al queso:
Porque sin él, la gastronomía para mí seria un drama.

Al quesito en porciones:
Por ser “ mi metadona”, cuando no hay queso a la vista

Al inventor del WC:
Porque es de buen nacido ser agradecido (es un invento genial y mi segundo despacho)

A Gaudí:
Porque a parte de tener ambos, parte de nuestras raíces en Reus, compartimos la pasión por nuestro trabajo, que es nuestra vida.

A Don. Oscar Leon:
Por la pringada que se llevo elaborando mi primer book en CD.

A Joan Carles Marco:
Colega y pirata sin igual.

A Albert Roca:
Porque gracias a su generosidad pasé uno de los los días mas felices  de mi vida.

A 10 años de investigaciones genealógicas:
Porque a parte de ayudarme a conocer mi pasado, me ha enseñado a ser mas paciente y ha mejorar mi autoestima

A mi hijo:
Porque desde que me enamoré de su madre no me había pasado nada mas importante en la vida.

A los “recuperantis” de Gandesa:
Por aquella excitante matinal arqueológica  en los antiguos escenarios de la batalla del Ebro.

A la Rep. Popular de la China:
Por su tinta.

A mis personajes:
Por aguantar estoicamente todas mis cabronadas.

Al siglo XX:
Porque ya pasó

Al siglo XXI:
Cuando pase los que queden ya sabrán qué diablos habrá que agradecerle.

A mi sobrino Arnau:
Por hacerme tío por tercera vez

Al 11 de sep del 2001:
Por dejarme claro de una vez por todas que el ser humano es el más salvaje  y estúpido de los seres vivos.

A Yoko Ono:
Por ser la mujer de un gran amigo ( y os juro que jamás conocí a John Lennon)

Al Euro:
Por “refrescarme” las matemáticas y joderme la economía.

A la ONCE:
Por portarse tan bien con mi padre.

Al Papa Juan Pablo II:
Por ganar en longevidad a Copito de nieve

A José Maria Aznar:
Por facilitarnos la labor a todos los humoristas gráficos de este país y  parte del extranjero

Al 11 de marzo del 2004:
Ya lo tenia claro desde el 2001, pero por ratificar mi opinión de que el ser humano es el más salvaje y estúpido de los seres vivos.

A Silvia Ruiz:
Por su esfuerzo titánico y desinteresado intentando realizar mi primera Web

A mi sobrina Laia:
Por hacerme tío por última vez… espero

A Xema, Ingrid y Lucas:
Por materializar de una vez por todas esta dichosa web

Al Papa Benedicto XVI:
Porque tuvo el buen gusto de “jubilarse” antes de palmarla (cosa que ningún otro Papa había hecho en los últimos 800 años)

A mi esforzado alumno Jordi Simó:

Por ayudarme a ser más paciente y mejor ser humano

Al lavavajillas:
Por liberarme, en gran parte, de perder miserablemente el tiempo fregoteando

Al Dr. Jaume Baylach:
Por sus sabias recetas homeopáticas y sus impagables consejos

Al teléfono móvil:
Por permitirme comunicarme desde cualquier lugar y en cualquier momento, siempre que le de la gana a él, claro esta.

A Rafael Lobo:
Por ser más que un banquero un amigo (aunque parezca increíble).

A Jordi Altayo:
Por asesorarme fiscalmente y ayudarme, año tras año, “a sortear los intrincados escollos con los que Hacienda tiene a bien obsequiarnos”.

Al mundo del Taxi:
Entre otras muchas cosas, por ayudarme a salvar el culo en los tiempos difíciles y brindarme una inagotable fuente de inspiración para mi cómic “Taxi driver”

A Oscar Farelo: Por ser, por encima de un jefe, una excelente persona

A mi psicóloga:
Por aguantarme, a precio de amigo

Al Papa Francisco I:
Esperemos que pueda obsequiar al mundo entero con algo mas que una estupenda sonrisa (aunque una sonrisa siempre es un buen comienzo)

A Pau, “la fontanera digital”:
Por su impagable y desinteresada ayuda en la versión 2.0 de esta web

A Internet:
Por permitirme llegar a todos vosotros.